Jardín de Otoño

Los 9 mejores tips para tu jardín en otoño

Te dejamos los 9 mejores tips para cuidar de tu jardín en otoño, para disfrutar de los colores y encanto de los colores marrones y naranjas que nos regala, y de cara a estar preparados para recibir el invierno. El otoño es el momento para deshacerse de la vegetación muerta que quedó del verano, limpiar las entradas,las alcantarillas y demás. Aprovecha al máximo tu jardín de otoño.

Lista de los 9 mejores tips para cuidar tu jardín

1. Limpia la suciedad que da sombra a tu invernadero

A medida que avanza la noche, necesitas aprovechar al máximo la luz solar disponible, limpia los cristales y restriega el metal de la estructura. Esto permite que más rayos del sol atraviesen el vidrio, lo que ayuda a que las temperaturas invernales no bajen tanto, lo que le permite ahorrar dinero en calefacción.

Un cubo de agua caliente y un poco de crema para los codos, si no tienes a mano un limpia cristales, es todo lo que se necesita para que los cristales queden impecablemente limpio. Ahora es un buen momento para revisar y reemplazar los paneles dañados y limpiar las canaletas del invernadero también.

Ya que estás, no deje lugar para que las plagas se escondan, retira todo de su invernadero, barre los restos de plantas y desinfecta todos los caminos y escenarios, incluido el interior del cristal. Una solución caliente de desinfectante de jardín ayudará a prevenir plagas e infecciones por hongos.

Ventila tu invernadero durante algunos días para secarlo completamente. También limpia las macetas y las bandejas de semillas en preparación para la siembra. 

 

invernaderos en otoño

 

2. Ordenar y limpiar los caminos

Otro de los 9 mejores tips para cuidar de tu jardín es que dediques algo de tiempo a los caminos  y espacios de circulación, para garantizar una exhibición vibrante de tu jardín, planta pensamientos, margaritas y alhelíes.

Recorte las plantas perennes descoloridas a 5 cm por encima del nivel del suelo, deja algunas cabezas de semillas para los insectos, se ven maravillosas cubiertas por el rocío otoñal y brindan hermosas siluetas de invierno.

Una vez que todo esté limpio y ordenado, esparze una capa gruesa de abono, astillas de corteza o estiércol. No te preocupes por excavar, deja que los gusanos hagan el trabajo duro por usted.

3. Control del césped

Quita la paja y el musgo con un rastrillo de dientes con resorte y agrégalo al montón de abono. Si tiene grandes cantidades de musgo, es posible que primero desee utilizar un eliminador de musgo en tu césped. Luego, aplica algún nutriente para césped, así lo tendrás preparado para los fríos meses de invierno.

Mejora el drenaje y la aireación alrededor de los caminos, haciendo agujeros profundos con las puntas de un tenedor de jardín a intervalos de 10 cm. El otoño también es un buen momento para colocar césped nuevo, lo que te da tiempo suficiente para que se enraíce antes del próximo verano.

4. Reciclar las hojas viejas

El moho de las hojas agrega estructura y materia orgánica a su suelo y es una excelente manera de reciclar las hojas caídas. Elije un lugar protegido que no estropee la vista de su jardín y, con malla de alambre y estacas de madera, haga un recipiente grande. Rellena con hojas, espolvorea con agua y déjalo.

Una vez que las hojas alcancen una textura quebradiza, espárcelo a lo largo de los bordes. El roble, el aliso, la haya y el carpe se pudren con bastante rapidez, mientras que el sicomoro, el nogal, el castaño de indias y el castaño pueden tardar un poco más. 

5. Limpiar los contenedores de abono

El desbroce otoñal siempre generan una gran cantidad de material vegetal para convertir en abono. Ahora es el momento ideal para limpiar el abono del año pasado y usarlo en el jardín, dejando espacio para los desechos de este año.

Si tu abono no está del todo listo, gírelo para mejorar la descomposición y cree un nuevo montón junto a él para la materia orgánica fresca.

6. Plantar árboles de hoja perenne

Los árboles de hoja perenne proporcionan estructura e interés durante los monótonos meses de invierno. El suelo cálido y las temperaturas del aire más frescas hacen que el otoño sea el momento perfecto para llenar los huecos en tus fronteras con árboles de hoja perenne como sarcococca y daphne, que brindan hojas verdes brillantes y flores fragantes, incluso en pleno invierno.

Si buscas un arbusto elegante más grande, prueba las camelias con flores de primavera o fatsia por su gran follaje arquitectónico. Alternativamente, la caja o el tejo son opciones ideales para los entusiastas del topiario, mientras que Lonicera nitida, laurel y acebo son excelentes setos de hoja perenne.

7. Levantar especies tiernas

Levante especies tiernas como begonias , dalias y cannas antes de que amenacen las primeras heladas. Corta los tallos y levanta suavemente los tubérculos / rizomas del suelo. Limpie la tierra de ellos y guárdelos en bandejas de abono seco o arena, con solo la parte superior de la corona visible.

Coloque las bandejas en un lugar fresco y sin heladas durante el invierno, listas para replantar cuando llegue la primavera y haya pasado todo riesgo de heladas. En áreas muy templadas, puede ser posible proteger especies tiernas sin levantarlas, en lugar de cubrir las copas con una manta gruesa de mantillo.

8. Riego del jardín

Las hojas en descomposición ensucian el agua y bloquean los filtros de las bombas. Ahorre tiempo y esfuerzo más tarde, retire las hojas atrapandas en el drenaje.

Extienda una red de malla fina sobre su estanque o drenajes y fíjela con ladrillos. Retire las hojas que caigan sobre él y agréguelas a su contenedor de hojas para abono.

 

Cuidador del jardín

 

9. Mantener el equipo de jardinería

Antes de guardar su cortadora de césped, vale la pena enviarla a reparar para asegurarse de que esté en perfectas condiciones cuando la necesite la próxima primavera.

Las tijeras de podar y las tijeras de podar necesitan afilarse; mientras que las palas, los tenedores y otras herramientas se benefician de un buen lavado. Seque todo a fondo y engrase las partes metálicas para evitar la oxidación. Los mangos de madera se pueden limpiar y proteger con aceite de linaza, pero deseche los trapos con cuidado, ya que la linaza puede arder al secarse.

Ahora su jardín de otoño está limpio, ordenado y listo para el invierno. No solo la vista desde su casa será mucho más agradable, sino que tendrá una ventaja cuando llegue la primavera y sea el momento de volver a crecer.

Mas sobre jardinería en: Wikipedia